COVID-19: Conveniente distractor

0
1572

Por Paco Guisa

Ocupados como estamos en protegernos para evitar el contagio con el Coronavirus, hemos dejado de lado estar atentos a un sinnúmero de acontecimientos diversos que han venido ocurriendo en México y el mundo.

Hay quienes señalan que la pandemia ha servido de excelente distractor para que queden ocultos o al menos no tengan la habitual resonancia algunas acciones del Gobierno que en otras circunstancias habrían generado el mayor de los escándalos. Yo por mi parte no haré de esto una teoría conspirativa, más bien lo veo como una casualidad muy conveniente y afortunada para la 4T, sobre todo ahora que la popularidad del Presidente viene en caída libre.

Por su actualidad hoy me referiré a dos de ellas, Primero a la clausura de la construcción de la Planta cervecera de “Constellation Brands”, en BC, realizada a través del conocido método de la “Consulta ciudadana”, que todos, hasta los más aferrados morenistas, sabemos que están hechas a modo para justificar la decisión Presidencial tomada de antemano, basada en un supuesto procedimiento corrupto para dar los permisos por parte de la pasada administración, siempre prevalece esa narrativa, “la culpa es del pasado”.

Lo anterior sucede en el peor momento para nuestro país, cuando nos encontramos en una franca recesión económica, y lo que se requieren son inversiones que generen empleos, así como mantener la confianza de los inversionistas en la seguridad de invertir en México, misma que ha venido decreciendo a partir de la precipitada decisión, en su momento, de cancelar las obras del aeropuerto de Texcoco.

Por otro lado, el encuentro de AMLO con la familia Guzmán Loera en Badiraguato, Sinaloa, primero se justificó por la cortesía que merece una anciana de 92 años, sin importar quienes son sus hijos, lo cual es válido e incluso loable, pero al trascender la posterior reunión con “comelitona” de por medio, quien sabe si con tequilita y chelas inclusive, reunión en la que se dice estuvieron presentes hermanos del “Chapo” , se viene abajo toda la narrativa de cortesía y buena voluntad para dar paso al “sospechosismo” de que realmente se trata de complicidad.

Así las cosas cobra vigencia la expresión acuñada por el “Divo de Juárez”, ¡Pero qué necesidad!

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor escribe tu comentario!
Por favor escribe tu nombre aquí